sábado, febrero 04, 2006

CAMPEONES 2005-2006

¿Quién lo iba a pensar?


El Caracas comenzó la temporada con grandes espectativas, pero también con grandes dificultades. Tras haber perdido una final en 7 juegos contra los Tigres, los fanáticos queríamos nuestra revancha. La Gerencia se movió, buscó pitcheo, cambió a un líder natural como Tomasito Pérez, todo para cumplir la promesa que hizo Ariel Pratt de que este equipo ganaría "un partido más" que la temporada pasada.

Bajas desde el comienzo....

El novato del año en la temporada 2004/2005 no pudo lanzar una sola pelota en esta temporada. Tampoco contamos con el oportunísimo José Castillo, quien había quedado tercero en la votación del Más Valioso. Edwin Hurtado se lesionó en la primera semana y no lanzó más de 12 episodios en toda la campaña. Una vez más la rotación se había convertido en el gran dolor de cabeza de los Leones, aunado a una ofensiva intermitente.

El divorcio entre Malavé y la fanaticada

Para nadie era un secreto que desde aquel enfrentamiento entre Andrew Lorraine y Eddy Díaz en el 7mo juego de la final contra los Tigres, Omar Malavé no podía cometer más errores. Cada decisión del manager que fue bicampeón con los Cardenales era cuestionada; el desempeño del equipo se veía afectado por la tensión y finalmente Malavé tomó su decisión más sabia desde que llegó al equipo: dimitió del cargo. Estaba consciente de que su permanencia en el equipo no era sino una distracción para sus jugadores.

Una nueva esperanza

Culminada la era Malavé, el equipo recuperó la concentración, se empezaron a hacer las cosas pequeñas, se remontaban las desventajas y se logró esa química entre los jugadores y la fanaticada que se había perdido al comienzo de la campaña. En el terreno los muchachos hacían su trabajo, y en las gradas el "Décimo Jugador" hacía el suyo. El Caracas terminó clasificando cómodamente tras haber ganado 9 de sus últimos 11 juegos de temporada regular, y comenzó el Round Robin con marca de 4-1.

¿Se acabó el combustible?

Tigres nos remontó un partido clave, eramos su sopita; Magallanes nos metió 9 arepas, y la química que se había visto en los últimos juegos del Round Robin parecía haberse esfumado. La tensión vuelve en el equipo, la angustia crece y todo parece perdido con un récord de 5-5 y nuestra rotación desmembrándose, tras la partida de Pete Munro y las lesiones de Wil Ledezma y Armando Galarraga.

Vino el partido clave contra magallanes; una remontada de esas que sólo logran los Leones. Tras comenzar perdiendo ese partido 2-9, el equipo logró una magnífica remontada para terminar ganando el partido y se metió de nuevo en la pelea; desde ese momento el panorama cambió. El equipo ganó 5 de sus últimos 6 compromisos, incluyendo el épico juego contra magallanes en la última jornada, que le dio la clasificación a los Melenudos y eliminó a los turcos.

La Gran Final

Toda la prensa daba como favoritos a los Tigres de Aragua. Y es que parecía fácil para los marabinos ganar una final contra un equipo al que habían ganado 10 de los últimos 12 encuentros. Pero la garra y el corazón de los jóvenes del Caracas pudieron más y lograron lo que parecía imposible...

Se concretó el milagro, el Caracas rompió el maleficio de 11 años y volvió a conquistar el Título; el 16 que acumula en sus vitrinas. Ningún Caraquista se olvidará de ese momento, cuando Fernando Arreaza narraba el 5to partido, cuando lanzaba J.J. Tapia y bateaba Ramón Hernández... "ROLETAZO POR SEGUNDA BASE, SCUTARO TUMBA LA BOLA, EL TIRO A PRIMERA.... Y LOS LEONES DEL CARACAS SON LOS CAMPEONES."


Saludos

León 4 Ever